Analizan Caló Mexicano

Colectivo eÑe® | Mesa de Redacción

Para entender a la sociedad mexicana hay que conocer su caló, concluye una investigación denominada “Incipiente estudio filológico del caló en México”, elaborada por Iván Augusto Ramos Hernández, licenciado en Filosofía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), publicada en la revista Cemanáhuac de esa institución educativa.

El caló hablado por el “pelado” mexicano, el hombre de campo, el de la ciudad, del barrio, de los cargadores, los albañiles, “ñeros” o rasposos, es un lenguaje muy extendido y, sin embargo, poco estudiado, afirma Ramos, quien considera que sólo hay ideas incipientes al respecto en los textos de Samuel Ramos, Alfonso Reyes, Antonio Caso, Octavio Paz, Leopoldo Zea, Rodolfo Usigli y Agustín Yáñez.

Ramos Hernández explica que el habla corriente del mexicano encierra no sólo expresiones ofensivas e hirientes, que suenan mal al oído discreto y prudente, sino que tiene justificación y hasta ingenio, pues el “pelado” mexicano es un ser de naturaleza explosiva, cuyo trato es peligroso, porque estalla al roce más leve; así que sus salidas son verbales y tienen como tema la afirmación de sí mismo en un lenguaje grosero y agresivo.

El caló mexicano, según el investigador de la UAM, es de un realismo tan crudo que es imposible transcribir muchas de sus frases más características, y dice que “aun cuando quien lo maneja sea completamente desgraciado se consuela con gritar al mundo su valentía, en sus propios términos”, de tal modo que una de las expresiones favoritas del “pelado” es “yo soy tu padre”, con la intención de afirmar el predominio, en una muestra de su obsesión fálica, que sugiere la idea de poder.

Ramos Hernández ubica los antecedentes del caló mexicano en la cultura azteca, especialmente en el lenguaje de los hechiceros, que se expresaban en nahuatlatolli, o sea palabras disfrazadas, cuando querían que su conversación fuera ininteligible para aquellos que no estaban en el secreto. Del mismo modo, concluye, los léperos de hoy en día tienen su modo particular de hablar, muy florido y que adornan más cuando hay al acecho alguien ajeno. <>

Twitter: @calamoyalquimia
Por la Ñ es un blog temático de acceso libre de Cálamo & Alquimia®