La Cerrazón Periodística Conduce a la “Cerradez”

Martín de Lima Moreno

Si un reportero (o reportera) escribe con faltas de ortografía o gramaticales, eso es una deficiencia profesional particular y sus jefes tienen la opción de ofrecerle un curso que le permita corregir sus errores en el uso del idioma o simplemente contratar a un buen corrector de estilo que depure el trabajo de quien quizá es un excelente reportero, pero pésimo redactor.

Ahora bien, si un medio de comunicación publica los errores gramaticales y/o de ortografía de sus reporteros, redactores y correctores de estilo, entonces estamos ante lo que en el mejor de los casos resulta ser negligencia que en cualquier otro ámbito de la actividad laboral sería inaceptable; mientras que en el peor, denota la incapacidad de quienes están encargados del "producto" final.

La premura para publicar no es pretexto para destrozar el idioma español, como tampoco hay coartada en cuestiones de redacción para un periodista novato. Todos los días se publican en los medios de comunicación en idioma español, notas informativas plagadas de errores gramaticales; pero esta vez Por la Ñ® encontró una en particular que merece la atención porque más allá de que parece haber sido escrita por alguien que no tiene una educación primaria sólida, desinforma y confunde a los lectores.

Olvidémonos por ahora de que la nota informativa "Muere Rita Guerrero, vocalista de Santa Sabina", publicada por el diario mexicano El Universal, contiene expresiones de uso característico entre la población analfabeta como "Era una de un total de 11 hermanos" o incoherencias como ésta: "promovieron un 'Rita en el corazón', un concierto para apoyar a la cantante".

La perla de la nota es la siguiente: "La vocalista de Santa Sabina estuvo desde febrero en el Hospital General respaldada con el Seguro popular pero por la cerradez y poca flexibilidad de los médicos abandonó ese camino y optó por la medicina integral."

En primer término, la reportera Lizbeth Hernández, que firma la nota, y sus correctores de estilo (si los hubo), inventaron la palabra "cerradez". No se tomaron la molestia de verificar en un diccionario que la palabra utilizada existiera y que debían haber empleado el término CERRAZÓN, si querían aludir a una probable "incapacidad de comprender algo por ignorancia o prejuicio" o a la "obstinación u obcecación" de los médicos que atendieron a la cantante fallecida, que es motivo de la nota informativa. Al usar una palabra equívoca, se genera la duda periodística: ¿qué fue lo que realmente motivó a una paciente a abandonar un tratamiento médico en el hospital público más importante de México?

No podríamos dejar pasar el dato de que Guerrero estuvo "respaldada con el Seguro popular (sic)", frase en la que hay un mal uso de la conjunción "con". Respaldar es un verbo transitivo y alguien o algo puede respaldarse "por" o "en", para que la acción recaiga en el objeto directo que en este caso es el Seguro Popular (con mayúsculas porque es el nombre de un programa gubernamental).

Luego, el párrafo menciona que la paciente fallecida optó por la "medicina integral", lo que resulta ser un término ambiguo que no define, no describe ni establece la diferencia entre la medicina utilizada en el Hospital General de México, que por cierto es el nombre completo del centro de salud donde la cantante Rita Guerrero fue atendida, pues hay muchos otros hospitales generales en el país.

El mal uso del idioma en la redacción de una nota periodística no es asunto menor si se toma en cuenta que aquí se habla de que una paciente murió porque no quiso continuar su atención dentro del programa eje de la política de salud pública del actual gobierno mexicano.

La nota luctuosa de un personaje merece una mejor redacción y en el caso específico del fallecimiento de una artista por abandono de tratamiento en un hospital público, un trabajo periodístico serio y profundo. La sociedad que paga la versión impresa de un periódico para estar bien informada lo demanda.🖋